8. arazoa: Haritza eta putzua

En un remoto lugar de los Pirineos vive Juan, un pastor que vive la mayor parte del año en un refugio cuidando de sus ovejas. Un día, al dirigirse a por agua a un pozo cercano cerca del cual había un roble milenario, se decía:

– ¡Qué pobre soy! Haría cualquier cosa para que alguien me ayudara.

En éstas, le aparece el mago Rho de los Pirineos y le propone:

– ¿Ves ese roble milenario al lado del pozo? Por cada vez, que le des una vuelta entera al roble, se te duplicará el dinero que tenías previamente, pero eso sí, hay una condición: cada vez que des una vuelta, al terminar la vuelta, tienes que echar 16 euros al pozo.

El pastor todo emocionado le da una vuelta al roble y mira su dinero, efectivamente, se le ha duplicado!! ¡¡Hurra!! piensa y a continuación, tira los 16 euros que le había impuesto el mago como condición, al pozo. Pensando que este era una forma muy sencilla de hacerse rico, el pastor le dio una segunda vuelta al roble, se le volvió a duplicar el dinero y echó de nuevo 16 euros al pozo. No contento con ello, vuelve a dar una tercera vuelta al roble y se le vuelve a duplicar el dinero, pero sólo le quedan 16 euros que los tiene que echar al pozo, de modo que se quedó sin un euro.

¿Cuánto dinero tenía el pastor al principio?

Gracias a Olatz Gordoa por este acertijo.

Tu nombre (requerido)

Tu Email (requerido)

Tu Mensaje

Los comentarios están cerrados.