Vamos avanzando (áéíóú)

Después de leer un poco de documentación [1] parece que ya estamos en marcha. Con las pistas que he sacado de toda esa lectura y un par de parches al código de lisp para que genere todo en el juego de caracteres ISO-8859-1 (tanto en la petición HTTP como en la cabecera XML de la entrada Atom) parece que ya tenemos juego de caracteres latino completo, con sus eñes, sus vocales acentuadas (áéíóú) y toda la parefernalia.

Lo suyo sería hacerlo con UTF-8, pero el parser XML de Google (parece ser que usan SaX por los errores que me ‘escupe’ de vuelta si le envio las cosas en UTF-8) se atraganta y me devuelve unos errores de los más ‘significativos’ (por no utilizar una palabra malsonante en un lugar público como este 🙂

Saludos. Iñaki.

[1] Nada serio, menos de 90 minutos hora para leer la guía de desarrolladores para el API de Blogger
(http://code.google.com/apis/blogger/gdata.html), la referencia del API de Blogger (http://code.google.com/apis/blogger/reference.html), la especificación del formato de sindicación Atom (http://www.atomenabled.org/developers/syndication/atom-format-spec.php) y el RFC de especificación de juegos de caracteres y codificación de los tipos MIME de XML (http://www.ietf.org/rfc/rfc3023.txt).

Vamos, nada que cualquier mortal común no se leería como simple entretenimiento para pasar un rato agradable mientras desayuna 🙂

Primer envio desde Emacs

Pues sí, parece que al menos publicar ya deja. Lo demás lo miraré con más calma otro rato, porque ahora ando pillado de tiempo con cosas del trabajo y aquí estoy haciendo el tonto con estas pijadas (más procrastinación aún).El asunto es que para poder manipular el contenido en remoto (incluyendo añadir nuevo contenido), pide una URL. Así, a secas, sin dar más detalles de qué URL es esa. Y no tenía ni idea de que URL darle, así que no acertaba ni de casualidad.

Luego he gastado 5 minutos que no tengo para mirar el API de Datos de Blogger (http://code.google.com/apis/blogger/gdata.html) y he visto que hay que darle la dirección del feed de los posts (intuitivo a más no poder, ¿no?), que en mi caso es http://iarenaza.blogspot.com/feeds/posts/default. Y con eso, a funcionar.

De hecho, este envío lo hago desde el propio Emacs. A ver que tal queda el formateo.

[Actualización: El formateo queda hecho unos zorros. Parece ser que hay que enviar todo en UTF-8 (tampoco la documentación lo dice) y el conversor de texto a html es una porquería por decirlo suavemente. He tenido que reformatear todo a mano desde dentro de blogger para que tenga un aspecto medianamente decente. Seguiremos probando.]

Saludos. Iñaki.

¿Por qué escribo en un blog?

Iba a escribir una entrada sobre el último libro que he leído (entrada que no sé si finalmente verá la luz) y de repente me ha venido la pregunta a la cabeza. Seguramente influído por la pregunta que lanzó Lorena recientemente y por la reciente constatación que hizo mi amigo Javi: en el mes de noviembre he escrito más entradas en el blog que en el año y medio anterior.

A decir verdad cree el blog por culpa de dos personas: mi amigo Javi y un instructor del programa de academias de formación de Cisco cuyo nombre permanecerá en el anonimato. El primero porque ya tenía un blog cuando todo eso apenas se estilaba siquiera en los pioneros Estados Unidos, y porque lo alimentaba -y lo alimenta- con regularidad (algo que yo jamás seré capaz de hacer) y con algunas cosas muy interesantes (al menos para mí). Así que seguramente habrá algo de emulación en todo esto de mi blog.

La segunda persona tuvo un papel más importante, pero quizás más sordido. Más importante porque fue el detonante de la creación de blog realmente. Hacía meses y meses que yo conocía el blog de Javi, hablabamos de su contenido en el café del fin de semana, pero pocas veces tuve la tentación real de crear un blog propio. Entre otras cosas porque es otra criatura más a la que cuidar y darle atención con regularidad. Y eso se me da bastante mal. Soy un tipo de distancias cortas. Explosivo, con dedicación intensísima al asunto en cuestión, pero que una vez descubierto el intríngulis del mismo pierde rápidamente el interés en dicho asunto. Lo cual es genial para algunas cosas, y letal para otras.

Pero volviendo a la segunda persona, y su papel estelar en todo este tinglado, su contribución fundamental fue crear en mí el estado mental adecuado para tomar la decisión de forma definitiva: el aburrimiento. No puedo estar quieto y aburrido. Necesito estar haciendo cosas. Y en aquel momento tenía un aburrimiento soberano, así que simplemente di el paso: creé un blog.

Y aquí estamos casi 18 meses después. Con una trayectoria regular los primeros 16 meses: un envío cada 5-6 meses más o menos. Y luego la cosa se tuerce, me empiezo a juntar con algunos infoadictos degenerados de esto de los blogs y la web 2.0 y ya la he liado. Que si comentarios sobre la blogosfera, que si reseñas sobre libros que he leído, y toda la retahíla de entradas habituales de los que están enganchados a esto. ¿Doctor, es grave? ¿Tiene cura?

En fin, veremos donde acaba todo esto…. (que seguro que es en nada bueno).

Saludos. Iñaki.

Jugando con la plantilla del blog

Después de la segunda jornada de aprendices, me he tirado a la piscina y he metido mano a la plantilla del blog.

Algunas cosas han cambiado en la beta de blogger, pero armado de los conocimientos necesarios (HTML, CSS y demás) he conseguido el objetivo: ampliar la zona de texto a costa de reducir la barra lateral. Sólo un poco (50 pixeles), pero lo suficiente para que el cuerpo del texto de las entradas del blog no parezcan tan largas. Hasta ahora mismo escribir unos pocos párrafos con 3-4 líneas por párrafo hacía que la entrada en el blog pareciese larguísima. Ahora tiene un aspecto más equilibrado (al menos en mi opinión).

Hay que tener en cuenta que el tema que estoy usando de Blogger es para una configuración de pantalla fija de 800×600 pixeles (si tienes resoluciones más altas, simplemente añade unos márgenes laterales que se expanden hasta ocupar el resto del espacio disponible). Lo que hace que el aspecto de las entradas del blog se vean prácticamente con la misma relación de aspecto sea cual sea la resolución que use quien esté navegando por el blog (lo que de nuevo en mi opinión es una buena cosa).

Como la plantilla usa unos bordes redondeados para las esquinas de las cajas, y ese efecto lo consiguen a base de usar imágenes de tamaño fijo especialmente ajustado al juego de valores original, no he ma quedado más remedio que prescindir de esos gráficos (porque no está a mi alcance editarlos; los tipos de blogger aún no me han dado acceso a sus servidores :-).

Así que he tirado por la calle de enmedio y he usado un tipo de CSS que no será parte del estándar hasta la siguiente versión (CSS3), pero que ya está disponible en los navegadores que llevan el motor Gecko en su corazón (Firefox, Mozilla, etc.) y puede que otros, pero no en Internet Explorer (a menos que la versión 7 de IE lo haya incorporado, cosa que desconozco). El tipo de CSS en cuestión permite especificar el radio de redondeo de las esquinas de cualquier elemento (típicamente elementos ‘div’, pero no solamente éstos). En el caso de IE ignora el CSS y muestra las esquinas perfectamente cuadradas, pero no me importa.

Por si a alguien le interesa hacer algo con este tipo de CSS, el nombre del elemento (por ahora, hasta que le den uno estándar) es ‘-moz-border-radius’ y recibe un valor que es el radio, en pixeles, de la circunferencia que hace el redondeo de los bordes. Por ejemplo, algo como:

     -moz-border-radius: 10px;

especifica un radio de redondeo de 10 pixeles, que es el valor que he usado yo.

Saludos. Iñaki.

Segunda jornada Aprendices

Pues sí, Yo Estuve Allí(tm). Y viví para contarlo. Fue duro, pero creo que en una o dos semanas estaré recuperado de la experiencia.

Y es que compartir cuatro horas con usuarios no es una experiencia deseable para ningún miembro de Administradores Anónimos. Suerte que había algun especimen híbrido (no sabía que se podría ser puede ser administrador anónimo y usuario a la vez) que amortiguó el efecto.

Ahora en serio, fue una experiencia altamente gratificante. No sólo por la calidad personal de cada uno de los asistentes, sino sobre todo por las ganas de aprender que todos ellos demostraron (el nombre del grupo no es en vano :-).

Es toda una experiencia para alguien que como yo se dedica a la formación reglada durante buena parte de su jornada laboral. A pesar de que se supone que la gente viene a los centros educativos a aprender, la realidad suele ser más bien distinta. Y muchas veces más preocupante. O deprimente, según el punto de vista de cada uno.

La realidad que yo he vivido es que la gente (el 90% que está en la parte central de la famosa campana de Gauss) viene a por un título (de FP, univseritario o del tipo que sea) que le permita acceder a un puesto de trabajo. El resto no son más que obstaculos que hay que salvar para conseguir el título (controles, exámenes, prácticas, etc.). Por cierto, que del 10% restante estimo (sin ningún rigo científico y basado sólo en mis apreciaciones personales) que un 5% sí vienen a aprender, y un 5% vienen porque tienen que hacer algo para pasar el tiempo, y pasarlo en el mismo sitio que sus amigos de la cuadrilla es una buena opción.

Por eso juntarte con gente que tiene ganas de aprender y hacer cosas nuevas es toda una experiencia. Especialmente si eres alguien que no puede estar mucho tiempo parado sin hacer cosas nuevas (y sin son interesantes, mejor aún). El tener la complicidad del resto de la gente, el saber que ellos también van a empujar el carro y que puedes aprender mucho de todos ellos (en diferentes ámbitos y en multitud de facetas) es algo que personalmente me apasiona.

Igual por eso suelo correr el riesgo de meterme en más charcos de los que luego soy capaz de salir. Pero es que soy como un niño pequeño que sale a la calle cuando acaba de caer una chaparrada y hay charcos por todas partes: da igual si llevo el calzado adecuado o no; oigo que los charcos me llaman y no puedo evitarlo 🙂

Saludos. Iñaki.

¿El fracaso del OLPC de 100 dólares?

[Editado el 2006.11.18 a las 15:32 para corregir alguna que otra falta de ortografía]

He estado este jueves en la jornada de aprendices (dedicaré unas líneas a este tema en otra entrada) y uno de los temas que salió a colación al final de la misma (y con un debate corto pero intenso), fue el del proyecto OLPC. Una de las personas (se omitirá el nombre para proteger al inocente 😉 defendía con vehemencia que el proyecto OLPC era una factor clave para el desarrollo de los paises del tercer mundo (y curiosamente, aunque no recuerdo porqué, se centraba especialmente en los paises del continente africano). Algunos otros decían que había muchos aspectos prioritarios a resolver (de tipo cultural, de tipo sanitario, etc.) antes de que el proyecto OLPC tuviese siquiera oportunidades de ser aprovechado.

Pues bien, me desayuno hoy con esta entrada en Slashdot (sitio de noticias geek, cultura libre y ciencia en general), donde se hace referencia a un análisis del proyecto. Se trata de un análisis más bien superficial, pero que apunta algunos aspectos importantes a tener en cuenta a la hora de calibrar la importancia y el efecto real de este proyecto en la práctica.

Creo que es una buena idea tener en cuenta todas las vertientes del proyecto antes de formarnos una opinión sobre el mismo. Personalmente creo que es una magnífica iniciativa si se aplica en los sitios en los que se dan las condiciones para que pueda despegar (y no creo que los paises más pobres de África sean uno de esos sitios). De lo contrario será un monumental fracaso. Y no sólo por no producir los beneficios que se esperaban del proyecto, sino por todos esos daños colaterales que se producirán.

Tengo que decir que Negroponte no es santo de mi devoción. No dejo de tener respeto por él como científico e investigador, pero su faceta de Gurú yo-sé-como-debería-ser-la tecnología y diciendo a todo el mundo lo que debería hacerse me revienta bastante.

Saludos. Iñaki.

Adios Blogger, hola Blogger Beta

Pues sí, ahí vamos de cabeza a la web 2.0. Ya estoy usando la versión Beta del motor de Blogger. He visto que mi buen amigo Javier Cantero ha dado el salto, y como el bueno de Julen está siempre evangelizando sobre las bonanzas de la web 2.0, pues nada: a usar aplicaciones web beta (o de eso iba la web 2.0, ¿no?).

No creo que se haya roto nada, y en todo caso había poco o nada que romper (5 entradas, de las cuales 4 son totalmente prescindibles y 5 ó 6 comentarios en total). Vamos, que no creo que nadie eche nada en falta si en la migración se ha perdido. Ni siquiera yo mismo 🙂

Eso sí, parece ser que los feeds RSS, Atom y demás cambian. Se mantienen los viejos de Blogger, pero no se por cuanto tiempo. Así que en el altamente improbable caso de que estés monitorizando este blog, aprovecha y actualiza las direcciones de los feeds.

Así podré enviar mi spam con más facilidad a tu lector de feeds 😛

Saludos. Iñaki.

EPLA y el riesgo de las patentes de software (o ‘El imperio contraataca’).

Haciéndome eco de dos entradas en el blog de Roberto Santos, me gustaría hacer un llamamiento a todo el que lea esto para ponerle sobre aviso de algunas decisiones que pretenden tomar algunos “círculos de poder” de la Unión Europea sobre el tema de las patentes de software.

Mi opinión personal es que las patentes de software en general, y tal y como se han concedido hasta ahora tanto en los Estados Unidos como en Europa[1] en particular, son una muy mala idea para la sociedad en su conjunto. Y me gustaría recordar que el tema de las patentes es un monopolio artificial que la sociedad (a través del Estado) concede bajo el supuesto de que ese monopolio artificial resulta en una serie de beneficios generales para la sociedad en su conjunto (generalmente en forma de promoción de la investigación y el desarrollo que luego se traduce en avances útiles para la sociedad).

[1] En teoría las patentes de software no han sido legalizadas nunca en la Unión Europea, pero la Oficina de Patentes Europea ha concedido -no me pregunten cómo- unas 20.000 hasta el momento.

Pero cuando esas patentes se usan para impedir la competencia, para ahogar la investigación y el desarrollo, y en definitiva para evitar que otros puedan proporcionar esos nuevos avances para la sociedad a costa de mermar mis beneficios económicos particulares, entonces creo que los supuestos sobre los que se asienta el modelo de patentes dejan de ser válidos y por consecuencia las patentes en sí mismas también.

En el caso que me lleva a escribir esto me estoy refiriendo a algo conocido como European Patent Litigation Agreement (EPLA), que es (entre otras cosas) una especie de triquiñuela legal que quieren llevar a cabo algunos grupos de interés en el tema de las patentes de software en Europa, para legalizar ‘de facto’ las patentes de software en Europa a pesar de que estas están (por ahora) prohibidas expresamente.

Como creo que Roberto Santos explica bastante claramente los riesgos implicados en este asunto, y en especial el hecho de que se quieran llevar a cabo todas estas acciones de tapadillo, para “colarnos” una vez más legislación proteccionista con las grandes corporaciones a cambio de hurtar los derechos a los ciudadanos de a pie, aquí adjunto las URLs de ambas entradas:

No estaría de más que colaborásemos activamente en luchar contra este tipo de actuaciones. La Fundación para Infraestructuras de Información Libres tiene información adicional sobre este asunto, así como formas de participar en las acciones que piensan llevar a cabo para impedir que todo esto se lleve a término.

Saludos. Iñaki.

Por fín he terminado de leer ‘The Diamond Age: a Young Lady’s Illustrated Primer’

Pues sí, como dice el título, por fín lo he terminado. La verdad es que me ha costado casi 3 años leer el libro en cuestión. Que estuviera en inglés seguramente ha ayudado a que haya costado tanto tiempo. Pero desde luego no ha sido la causa principal.

Desde que empece a leerlo hace ahora más o menos tres años he leído por medio más libros en inglés (y unos cuantos en castellano). Simplemete ha sido un libro que he leído con una irregularidad desmesurada. De hecho, salvo en esta ocasión final, que habré leído unas 200 páginas del tirón (la edición que yo he leído tiene exactamente 499), el resto de veces no habré pasado de las 50 en ninguna ocasión, y las más de las veces, no habré pasado de 5-10.

Es un libro que he leído sobre todo durante las comidas, a salto de mata. Mientras engullía unos pinchos para ir corriendo a clase. Y siempre durante el primer semestre del curso, curiosamente (y el segundo semetre ni lo abría). Pero este verano me había hecho el firme propósito de terminarlo, y he sido capaz de hacerlo (no creas que las tenía todas conmigo :-).

Ha sido sin embargo un libro que me ha gustado bastante. Especialmente la segunda mitad, donde todo se centra bastante más y coge más ritmo. El primer tercio para mí ha sido bastante despistante, con demasiadas historias cruzadas que hacía que fuese difícil de seguir (teniendo en cuenta cual ha sido mi ritmo de lectura, como comento más arriba). Y aunque tiene algunos paralelismos con ‘Snow Crash’ (que ya había leido con anterioridad), tiene entidad propia y no desmerece en absoluto.

Algún día de estos empezare con ‘Mona Lisa Acelerada’ (ya he leído ‘Neuromante’ y ‘Conde Cero’, ambos dos en castellano), y cuando reponga “fuerzas” me lanzaré a ‘QuickSilver’ y el resto de la serie (otros tres mazacotes que tengo pendientes en inglés).

Saludos. Iñaki.

Las fechas no concuerdan, pero ahí va el tercero

Sí, lo sé. Las fechas no concuerdan. La norma no escrita dicta que este blog incorpora una nueva entrada casa 6 meses. Al menos eso es lo que ha transcurrido entre los dos primeros.

Es lo bueno de ser un pragmático, que como esto del blog no aporta un valor añadido importante (en mi caso) se puede uno dar el gustazo de publicar una entrada cada seis meses, en lugar de estar “esclavo” de publicar algo todos los días. Y encima que sea interesante, que los visitantes ya no se conforman con cualquier cosa. Pues en este caso han dado en hueso duro 😉

Algunos puede que se pregunten porque si no han transcurrido los seis meses de rigor escribo algo nuevo en este blog (yo me pregunto que haran esos locos leyendo este blog :-). Pues la principal causa del asunto es que estoy enfermo. En realidad llevo varios meses con algo bastante molesto para el que suscribe, pero poco peligroso para los demás. Pero hoy, por primera vez en muchos años, he pillado algo que además de molesto para mí mismo, es bastante contagioso: la varicela. A mis años, y sin previo aviso. Sin estar en contacto con nadie que la tuviera (que yo sepa).

Y aunque no tengo fiebre física (o eso dice el termómetro) la cabeza anda algo tonta y me he dicho: voy a escribir alguna tonteria en el blog, que lo tengo abandonado. Y aquí me tienen, escribiendo sandeces y publicando a los cuatro vientos mi historial médico 😉

Creo que me voy a volver a poner el termómetro, porque no puedo estar bien del todo si he escrito esto aquí…