Parche para planetplanet

El planeta de blogs de Mondragon Unibertsitatea usa el software PlanetPlanet

En nuestro caso le hemos hecho una pequeña modificación para que sólo publique las dos entradas más recientes de cada blog sindicado (el número es configurable con un parámetro en el fichero de configuración), en lugar de el estricto orden cronológico que trae la versión de serie.

La razón para ello es que hay algunos blogs sindicados con un índice de publicación muy alto (diario, o más) mientras que otros lo tienen muy bajo (como este, que sólo publico algo cada varias semans). El efecto neto es que en lugar de un planeta de blogs parece un planeta de dos o tres blogs, puesto que son los únicos que aparecen en él  🙂

De esta forma da igual cual sea el ritmo de publicación de cada blog: siempre aparecen las dos (o ‘n’) últimas entradas en el planeta, lo cual creemos que es más interesante.

Como en la lista de Aprendices han mostrado interés en el parche, he publicado esta entrada rápida para poder colgarlo de un sitio ‘estable’ y accesible para todo el que esté interesado en él.

El parche está en formato ‘patch‘ (también conocido como formato ‘diff’) por lo que hará falta dicha herramienta para poder aplicarlo.

El fichero zip con los parches para los dos ficheros a modificar está disponible aquí.

Saludos. Iñaki.

MS Windows Vista(tm): como joder a los usuarios por duplicado

A pesar de ser un usuario habitual de Linux (en el trabajo y en casa) tengo en mi portatil MS Windows Vista(tm) instalado (venía preinstalado, y alguna vez no me queda más remedio que usarlo).

Hoy lo he arrancado para hacer una prueba con un software que sólo funciona en MS Windows(tm), y he tenido la sensación de que los desarrolladores de MS Windows Vista(tm) han tenido una idea cojonuda: joder a los usuarios por duplicado cada vez que instalen una actualización de seguridad (y algunas te las cuelan de rondón sin preguntar).

La primera vez te joden al descargarlas e instalarlas sin preguntarte si te viene bien en ese momento, comiéndose tu ancho de banda, tu acceso a disco y tu procesador aunque en ese momento preferirías usarlo para otras cosas. Por si no fuera poco, varias de esas actualizaciones te obligan a reiniciar el sistema operativo y te dan la paliza hasta que lo haces.

Pero la cosa aún no ha terminado. Si decides resistir y no reiniciar el equipo hasta que termines de hacer lo que estabas haciendo, como parte todavía de la primera jodienda, durante el apagado necesario para el reinicio se tira algunos minutos (la duración concreta depende de los parches de seguridad) diciendo que no apagues el equipo. Más vale que no tengas prisa por apagar tu equipo y largarte, porque los amigos de MS Windows Vista(tm) te dicen que te lo tomes con calma.

Bueno, te dices a tí mismo que por lo menos ya está hecho y que la próxima vez te dejará arrancar rápido (bueno, todo lo rápido que arranca MS Windows Vista(tm)) y trabajar un ratito. Pues no, amigo mío. Te jode por segunda vez, porque el muy desvergonzado te recibe amablemente durante el siguiente arranque con un simpático “Instalando actualizaciones de seguridad (n de m instaladas” y se tira otros minutos haciendo no sé muy bien qué. ¿No había instalado ya las cosas al apagarse la vez anterior? ¿O entonces en que cojones gastó todos esos minutos para poder apagar el ordenador?

A los amigos de Redmond (por si suena la flauta de que lo lean, que ya me extraña): con joder al usuario una sola vez es más que suficiente (pediría que ni siquiera una, pero igual es mucho pedir, ¿no?): que se instalen al apagar o al iniciar, pero no en los dos casos. Muchas gracias por tener en cuenta a sus (esporádicos) usuarios.

Iñaki.

Tres avisos para lo impreso

Llevo dos o tres días intentando escribir unas líneas sobre el provocativo (a la par que contundente por su lógica tan simple) envío de Ed Felten en su blog: “A Modest Proposal: Three-Strikes for Print“, pero entre unas cosas y otras no llegaba a hacerlo. Pero de hoy no pasa.

Básicamente lo que Felten propone es aplicar el modelo de los tres avisos recientemente aprobado en Francia (y que ha estado en un tris de ser aprobado en el Parlamento Europeo y seguramente volverán a la carga en Septiembre) a los medios impresos. Propugna que la idea le parece tan buena y adecuada que porque limitarse a aplicarla sólo a uno de los medios de comunicación, y no extenderla a todos ellos, o al menos a los medios impresos.

Propone que el gobierno ponga en marcha un registro de acusados de infringir el copyright en los medios escritos. Cualquiera ciudadano podría enviar una queja al registro,  simplemente con indicar que alguien ha infringido su copyright.  Si el gobierno recibiera tres quejas sobre una persona, se le prohibiría a esa peronsa el usar los medios impresos.

Por supuesto, continua argumentando, al igual que en el caso de Internet, se le prohibiría todo tipo de acceso, tanto para escribir como para leer, incluso contenidos informales. En resumen, esa persona no podría leer ni escribir nada en un medio impreso (incluyendo los medios manuscritos) durante un año.

En sus propias palabras: “Puede que algunos quisquillosos argumenten que las prohibiciones sobre medios impresos sean difíciles de imponer, y que el prohibir la comunicación basándose en meras acusaciones suscita algunos asuntos menores sobre libertad de expresión y tutela judicial. Pero si esos asuntos no parecen importarnos en el caso de Internet, ¿por qué deberían importarnos en este caso?”

Dice que la prohibición de usar los medios impresos provocará algunos perjuicios como el hecho de que algunos estudiantes no podrán hacer sus tareas, algunos adultos tendrán inconvenientes menores en su día a día y quizás unos pocos ‘creadores de problemas’ no podrán participar -o incluso leer- debates políticos.  Pero, continua, quizás así se lo piensen mejor la próxima vez, antes de permitir ser acusados de infracción de copyright.

En resumen, Felten defiende que el sistema de tres avisos a una idea tan válida para el mundo impreso como lo es para Internet, y se pregunta cuál será el primer país que lo adoptará.

Asimismo afirma que puestos a seguir con el razonamiento, una vez que hayamos adoptado el sistema para el mundo impreso, lo lógico es seguir con otros medios de comunicación, y que los siguientes en la lista serían las ondas sonoras y las ondas de luz, puesto que esos medios son demasiado importantes como para dejarlos sin protección.

Interesante argumentación, ¿no os parece? Me lo voy a pasar genial denunciando a un montón de ‘voceros’ de medios escritos, para ver si consigo alejarlos de los medios impresos durante un año. Estoy seguro de que más de uno me lo agradecerá 🙂

Saludos.

Nueva clave GPG

Acabo de crear una nueva clave GPG. La antigua era del año 1999 y usaba DSA (1024 bits) en lugar de RSA, por asuntos de patentes de RSA. El problema es que DSA sólo podía usar RipemD160 ó SHA-1 para las firmas digitales, que 10 años después empiezan a ser vulnerables (no a día de hoy, pero empieza a haber algunos ataques que muestran ciertas debilidades).

Así que he creado una nueva clave RSA de 4096 bits y usar SHA-512 para las firmas digitales. He firmado la nueva clave con la antigua (para facilitar la transición) y la he subido a los servidores de claves públicas PGP (concretamente al de Rediris, pero debería replicarse por el resto en pocas horas).

He colgado una página con todos los detalles de la antigua y la nueva clave para facilitar la transición a quienes tengan interés, y la he firmado digitalmente con la clave antigua y la nueva para que se pueda verificar su autenticidad.

En unos pocos meses emitiré un certificado de revocación de la clave antigua por lo que dejará de ser operativa. Así que si tienes interés en mantener conversaciones privadas conmigo, será mejor que empieces a usar la nueva clave cuanto antes :-). Y si además la firmas digitalmente para aumentar mi red de confianza, te lo agradecería enormemente.

Saludos.

Carta personal al Parlamento Europeo

A raiz de la votación de las propuestas del paquete de telecomunicaciones en el Parlamento Europeo, se ha puesto en marcha una campaña de envío de cartas a nuestros representantes para intentar detener este desatino. A la carta abierta acompaña una carta personalizada que cada uno de nosotros rellenamos. A continuación voy a incluir la que ha redactado mi buen amigo Javier Cantero, que inmediatamente he hecho mía. Está redactada probablemente en unos términos muy duros. En sus propias palabras “No lo haría, si no me sintiera tan realmente hastiado de la situación. Pero hasta aquí hemos llegado”. Pues eso, que hasta aquí hemos llegado.

Estimado/a señor(a):

No le voy a aburrir con tediosos detalles acerca de la gravedad de aprobarse el paquete de telecomunicaciones puesto a votación el día 6 de mayo. Cientos de miles de conciudadanos de toda Europa ya ha puesto sobre aviso a sus respectivos representantes. Y me consta que usted ha sido también sobradamente advertido sobre las funestas consecuencias que la puesta en marcha del mismo acarrearía.

La razón de enviar esta misiva no es por tanto abundar en lo dicho, sino para destacar otro grave efecto colateral que puede derivarse de su actuación el día 6 de mayo: el contínuo deterioro de la confianza en las instituciones democráticas, y en concreto en las instituciones europeas que está (estamos) sufriendo una parte (cada vez mayor) de la ciudadanía, puede llegar a su punto culminante.

Asistimos atónitos a un bochornoso espectáculo en el cual nuestros representantes, elegidos para defender nuestros derechos, no sólo no cumplen con su cometido sino que permiten conscientemente que grupos de presión impongan sus criterios propios frente al interés general. El hecho de que personas normales y corrientes tengan que tomar iniciativas como ésta no hace más que remarcar lo kafkiano de una situación en la que los ciudadanos, sintiéndose totalmente indefensos, se ven obligados una y otra vez a recordar a sus representantes qué es lo se espera de ellos.

La participación del ciudadano en la democracia es saludable. Que los ciudadanos nos veamos en la obligación de convertirnos en expertos legales como única manera de preservar nuestros derechos y libertades fundamentales no lo es. Indica que los representantes que elegimos (y que los elegimos por eso, para delegar en ellos este trabajo) no están cumpliendo su cometido. Y si los representantes no cumplen su cometido, o bien los representantes no están bien elegidos y no merecen nuestra confianza, o bien el sistema de representación está mal diseñado y por lo tanto hay que rehacerlo para evitar que los representantes no voten y actúen de forma diferente a como lo harían sus representados, y sobre todo, en contra de sus intereses, derechos, y libertades.

En cualquiera de los dos casos, voy a estar observándoles muy atentamente en la votación del próximo día 6. Y tomaré cumpida nota de lo que allí suceda, y juzgaré si el Parlamento Europeo está formado por personas que de verdad se preocupan de los europeos y por extensión de los valores democráticos sobre los que construimos nuestro modelo de sociedad, o no lo están. En sus manos está demostrármelo.

Pero si bien la votación del día 6 tiene una importancia capital a corto plazo, lo que realmente me preocupa es el largo plazo. No quiero que dentro de un mes tenga que volver a remitirles una carta de protesta en tan duros términos como la presente. Quiero unos representantes que de verdad sienta míos. Quiero unos representantes de los que enorgullecerme, y no sentirme abochornado, cuando no receloso. En definitiva, quiero unos representantes que me hagan sentir como si realmente yo estuviera allí defendiendo mis opiniones, delante del resto de los ciudadanos europeos.

Es tarea de ustedes que de una vez por todas se corte de raiz esta situación. Ustedes, y sólo ustedes tienen la capacidad de hacerlo. De dejar inequívocamente claro a todos los grupos de presión que no van a consentir ni la más mínima lesión a derechos fundamentales como la libertad de expresión, la privacidad en las comunicaciones o el derecho a una tutela judicial efectiva. Que ¡por favor!, son derechos que ha costado cientos de años, y un reguero interminable de sufrimiento y muertes conseguirlo. Deberían estar echando a puntapiés a toda esa caterva sólo por atreverse a insinuarlo, y sin embargo mire a la situación a la que hemos llegado.

Y si mi alegato anterior no ha servido aun para transmitirles mi seria preocupación, mi enorme enfado, y mi profundo hastío, me permito recordarle que, como César, usted también es un hombre o mujer, y que por lo tanto va a estar sujeto a las mismas leyes que ahora debe votar. Juzgue si de verdad quiere estar en tal situación.

Atentamente,

MoodleMoot Euskadi 09

Parece que hace nada pasamos el testigo a la gente de la Universidad de Deusto, pero han pasado ya 8 meses y ya vuelven/volvemos a la carga con la siguiente edición de la Moot en Euskadi: la MoodleMoot Euskadi 09.

Tendrá lugar en un entorno inmejorable: el Centro de Recursos de Aprendizaje e Investigación , recientemente inaugurado.

Creemos que es una oportunidad que todas aquellas personas  interesadas en la incorporación y el uso de las TICs en la educación no pueden dejar pasar. Aunque la temática principal sea Moodle, la jornada es un encuentro abierto a todo tipo de experiencias y una ocasión magnífica de compartir inquietudes, ideas y prácticas y de encontrar personas con las que colaborar o poner en marcha algunas de estas cosas. Se suele decir con razón que una de las mejores cosas de la Moot es el pasilling🙂

Así pues os animamos a todas (y todos :-)) a acompañarnos ese día. Y por supuesto a contarnos vuestras experiencias enviando una comunicación.

MS Exchange, Emacs, IMAP y NTLM: una combinación explosiva

Aviso: !Este mensaje contiene tecno-jerga a raudales!

Si has seguido este blog desde hace tiempo, sabrás que me gusta usar Gnus (un complemento del editor Emacs) para leer el correo electrónico. Para los estándares actuales la mayoría de la gente diría que es antediluviano y poco vistoso (es en modo caracter) y amigable (básicamente se hace todo a base de combinaciones de teclas, aunque la versión gráfica de Emacs permite usar el ratón). Tiene además la gran ventaja (estoy seguro de que una inmensa mayoría de gente dirá que es una desventaja) de que los mensajes de correo en html se ven como puro texto, sin colorines, negritas, imagenes ni otras distracciones visuales (que en el 99% de los casos no aportan absolutamente nada).

Sin embargo, tiene para mí múltiples ventajas: un buen editor (y no lo que traen la mayoría de los gestores de correo, que con todos mis respectos, son una castaña), gestión ágil y eficiente de volúmenes de correo importantes (especialmente la clasificación) y lo que más me interesaba en estos momentos y que no conseguía con mi lector de correo actual en el trabajo (Thunderbird): que las “carpetas” de correo que no contienen mensajes no leidos no se muestren en absoluto.

Esto último es algo que Gnus hace por defecto, y cuando uno tiene muchas carpetas es especialmente agradecido. Primero porque no ocupa espacio de pantalla (algo interesante en si mismo), y segundo porque para saber si tienes correo nuevo en alguna de esas carpetas tienes que recorrer toda la lista (y en mi caso usar el ratón para desplazar la barra de deslizamiento, lo cual es un incordio adicional).

La única razón que impedía dar el salto es (mejor dicho era) que el servidor de correo del trabajo (MS Exchange) está configurado de forma que en el acceso via IMAP hay que autenticarse por medio de NTLM (en concreto por medio de NTLMSSP). Y en el caso de la versión de Gnus que viene en las distribuciones Linux que uso (Debian Lenny y Ubuntu 8.10) no hay soporte para este tipo de autenticación.

Por suerte la siguiente versión de Gnus traerá de serie soporte para IMAP con NTLM (a través del autenticador sasl), así que me he bajado la versión, la he compilado e instalado. He puesto la configuración que supuestamente hace falta (la documentación no es que se escasa, es que a día de hoy es inexistente) y he probado. Por supuesto no ha funcionado :-).

Pero como tengo la cabeza un poco dura para estas cosas, he gastado un rato leyendo en San Google todo lo que he encontrado (que me ha servido para poco al final) y por último he acabado entrando al código. Como mi lisp no es tan bueno como me gustaría, me he ayudado del depurador interno de Emacs para ejecutar paso a paso el código y ver dónde fallaba el asunto. Y al final ha sido donde menos me esperaba, la verdad: al intentar codificar en base64 la cadena de la solicitud de autenticación via NTLM.

Parece ser que el código construye la cadena como un string (en lugar de una secuencia de bytes) y ésta se le pasa a la función base64-encode-string. Ésta última es un poco señorita y si le pasamos caracteres que no son puramente ASCII o de un par de subconjuntos determinados de caracteres de 8 bits, nos da un bonito error y se termina el asunto. Y pura casualidad, la solicitud de autenticación tiene caracteres de fuera de esos subconjuntos (concretamente caracteres multibyte, según reza el mensaje de error). Así que he leido en San Google que usando encode-coding-string podía convertir una cadena de caracters multibyte en una que le gustara a base64-encode-string y allí me he lanzado. En un par de intentos para acertar con la sintaxis ya estaba la cosa funcionando 🙂

Por si algún loco quiere usarlo, ahí van los datos más importantes:

  • Bajarse la versión ‘ngnus’ de Gnus (o posterior) de http://ww.gnus.org/dist/. Hay que parchear el fichero lisp/ntlm.el antes de compilarlo, con el parche que puedes descargar aquí (ntlm.el.diff.zip, lo he tenido que subir zipeado porque WordPress no me dejaba subir ficheros con extensión .diff 🙁 ) Luego simplemente sigue las instrucciones de instalación de Gnus que hay en el fichero README.
  • La configuración para el fichero ~/.gnus (suponiendo que lo configuramos como una fuente de mensajes secundaria, no la principal):
    (setq gnus-secondary-select-methods
          '((nnimap "Exchange"
             (nnimap-address "ip.del.servidor.exchange")
             (nnimap-authenticator sasl)))
  • Las credenciales para la validación automática (esta parte es opcional). Por defecto van en el fichero ~/.authinfo
    machine ip.de.servidor.exchange login usuario@dominio password contraseña

    donde ‘usuario’ es el nombre de usuario de MS Windows, y ‘dominio’ el nombre de dominio corto (NETBIOS) de MS Window. Es importante usar la forma ‘usuario@dominio’ a la hora de especificar el nombre de usuario. Sino la validación puede fallar.

Creo que eso es todo. Si algún otro “loco” lo intenta y no le funciona que lo comente por aquí. Igual me he dejado algún detallito.

Iñaki.

Ya estamos en la Moot BCN ’08

Ya estamos aquí. Edu Sánchez y yo mismo. Después del madrugón para coger el avión (algo a lo que no estoy en absoluto acostumbrado, de un comienzo de vuelo un poco desagrable (desde la operación de sinusitis el oido me quedo un poco tocado, y cosas como el despegue y toma de altura de los aviones ponen a pruba mi organismo; menos mal que Edu Sánchez ha estado ahí para hacer el momento un poco más dulce), ya estamos en el Paraninfo de la Universidad de Barcelona.

Precioso lugar para empezar. No sólo por la cantidad de “piedra” y “siglos de tradición” que nos contemplan en este edificio histórico de la UB, sino porque personalmente Barcelona es una ciudad que me gusta (a pesar de su tamaño).

Después de la bienvenida “formal” ofrecida por las diferentes autoridades presentes en el acto, aquí está “el australiano” (M.. Dougiamas) explicándonos porqué aún no ha aprendido a hablar en español. La excusa es buena (tendría que aprender otros 90 ó 100 idiomas para hablar con toda la gente que esta usando o desarrollando Moodle), pero no sé si ha quedado muy bien delante de este público en concreto 😉

Dejo de escribir esto para hacerle un poco de caso, que seguro que no se ha hecho casi 20.000 Km para decir sólo cosas obvias 🙂

Nos vemos en la MoodleMoot ’08 de Barcelona

Ya faltan muy pocos días (arranca el 23 de este mes de Octubre), y para los que aún no se hayan inscrito decirles que se den prisa: las inscripciones se cierran el próximo día 13 🙂 Si aún no te has inscrito, puedes hacerlo en la página de inscripción.

Este año hay ponentes invitados de mucha altura. Además de Martin Dougiamas y Martin Langhoff que ya estuvieron el año pasado, un pajarito me cuenta que también tendremos a la inigualable Penny Leach, que además de batallar durante años con el código de Moodle es una de las principales autoras del código de Mahara.

Además este año hay una iniciativa novedosa y que creo será bien recibida por todos aquellos que tengan la oportunidad de acercase a la Moot. Se trata del “Doctor Moodle”, una consulta abierta donde las persona con dudas sobre este entorno de enseñanza-aprendizaje puedan preguntarlas, e incluso, resolverlas. Un consultorio “médico” donde se puedan plantear desde preguntas pedagógicas y de aplicación de actividades hasta cuestiones de administración o instalación.

Nos vemos en Barcelona.

Más actividades entorno al software libre en Euskadi

Parece que se nos viene encima un otoño activo en lo referente al mundo del software libre. Además de la campaña de recogida de firmas que mencionaba en mi anterior entrada, la Universidad del País Vasco (con la colaboración del grupo Itsas) organiza la I Jornada Universitaria sobre Sofware Libre. La jornada se celebrará el próximo 6 de Noviembre en el campus de Donostia de la UPV/EHU, concretamente en el edificio Joxe Maria Korta.

El programa de la jornada promete, con ponencias y ponentes “de tirón”. Especialmente interesante para mí (por la parte que me toca) es la sesión de 17:00 a 17:45 donde se hará una presentación de proyectos fin de carrera o prácticas relacionadas con el software libre, pudiendo incluir (aunque la lista no es excluyente):

  • Proyectos relacionados con el software libre (investigación, desarrollo, implantación, divulgación, experiencias, etc.)
  • Trabajos que analicen la influencia del Software Libre en la tecnología, la sociedad, la economía, etc.

Para ello se ha abierto el plazo de presentación de ponencias. Los detalles completos se pueden encontrar en la dirección http://www.ehu.es/ocs/index.php/slun08/slun08/schedConf/cfp

Saludos.  Iñaki.