Tren de Alta Velocidad – Y vasca

Kaixo!

El siguiente debate de GADE-2-Bidasoa va a centrarse sobre el proyecto de Tren de Alta Velocidad que se está construyendo en Euskadi. Dinamizado por el equipo E2, tenéis una serie de referencias básicas para comentarlos en este blog.

“A favor y en contra del Tren de Alta Velocidad” www.diariodenavarra.es

“Otro punto de vista sobre la Y vasca (proyecto de tren de alta velocidad)” www.transportpublic.org

“AHT aurkako arrazoiak” www.ahtgelditu.org

“Expertos en Economía señalan que la «Y» solo sería rentable pagando más de 25 euros entre capitales” www.naiz.eus

“Confebask considera fundamental el impulso de la Y vasca por su carácter estratégico para Euskadi y para Europa” www.confebask.es

 

Espero vuestras aportaciones.

 

Ondo izan,

 

Lander Beloki

9 pensamientos en “Tren de Alta Velocidad – Y vasca

  1. En primer lugar, decir que estoy totalmente en contra del AHT tanto en Euskal Herria como en muchas otra zonas donde lo quieren implantar. Me parece que se trata de un despilfarro más de dinero, que con el paso del tiempo nos daremos cuenta del error que están cometiendo quienes respaldan el proyecto. Me parece que los futuros beneficios que le atribuyen al AHT no son reales, y que va a causar más daños medioambientales de los que dicen. En uno de los artículos mencionan que reducirán las emisiones del CO2, ya que se usarán menos camiones para transportar mercancías, pero las emisiones que se realizan durante la construcción del AHT, también hay que tenerlas en cuenta, además de las tierras que destruyen con los túneles, y los hábitats que reducen con la construcción de las vías.

    Pero ahora mismo hay una gran pregunta en el aire, y es que el proyecto está a medio terminar, y si no se termina, habrá sido un fracaso muy importante, además de otro agujero donde se ha perdido dinero. Por tanto, sería lógico pensar que ya que se ha empezado el trabajo, se termine. Pero hay que tener en cuenta los costes que ello supone, y ya lo siento, pero a mi las previsiones que le atribuyen al AHT me parecen totalmente irreales.

    Mucha gente dice que el AHT va a mejorar mucho las comunicaciones, y que acortará distancias y tiempos, pero pensándolo bien, no se si merece la pena semejante inversión para ahorrarse 15 minutos de viaje. Además, pienso que los precios del AHT por muy bajos que los pongan, seguirám siendo muy superiores de los precios de los autobuses, y es por eso por lo que pienso que la gente seguirá usando el autobús u otros medio de transporte, y que va a ver el AHT como un último recurso, o como un recurso de “lujo” para usarlo en alguna excepción, lo cual convertiría al AHT en un medio de transporte para ejecutivos y comerciales de empresas.

  2. A mi me parece interesante la opinión de Confebask dado que siendo una confederación empresarial vasca, representa a muchas empresas del entorno. Digo que me parece interesante porque estamos encaminando nuestro futuro a esos derroteros. Ahora bien, aún siendo una opinión interesante, echo de menos datos cuantitativos en el texto. Y claro, esa ausencia de datos me da que pensar…
    Por ejemplo, cuando habla de la conexión exterior de Euskadi con Europa no menciona que por lo menos hay que esperar al 2032 para enlazar la “Y” vasca con la alta velocidad Francesa. Cuando habla de apoyo social mayoritario se refiere al apoyo según los representantes institucionales, sin tener en cuenta que un 35% de la población no acude a las urnas (y no se ha realizado ningún referéndum al respecto). También habla de que el transporte de mercancías será más sostenible medioambientalmente sin tener en cuenta ni el daño ecológico para construir el proyecto ni la sostenibilidad económica del transporte de mercancías (sí no es más barato que otros medios de transporte las empresas no se decidirán por esta opción).

  3. En un principio, yo no estoy tan en contra del tren de alta velocidad como lo están algunos de mis compañeros. Pero tras leer los artículos se puede ver que no todo es oro lo que reluce, y es que la Y vasca sólo uniría las tres grandes capitales de la CCAA, por lo que no aportaría nada al resto. Yo he vivido en otra comunidad autónoma, y la relación que tienen los pueblos entre sí o con las grandes ciudades es poco o nula, en cambio aquí estamos más conectados entre nosotros, un ejemplo es el metro de Bilbo que no sólo conecta puntos de la ciudad si no que también te lleva al Gran Bilbao y en una media hora estás en la playa. Uniendo los puntos neurálgicos del País Vasco no atraería la gente al resto de la comarca. Aparte de esto, ya existe buena comunicación entre las tres ciudades, y es que hay buses más o menos cada hora desde cualquiera de las tres que te llevan, y por un precio mucho menor del que sería el billete de AVE. No sólo esto, si no que el coste de la alta velocidad es un disparate estando en la situación que estamos, sabiendo que en muchos puntos del país este tipo de transporte ha sido corrupto y tiene déficit presupuestario.
    Aparte que la construcción está causando daños al ecosistema, y es posible que ocurra como en Aragón y es que a la hora de construir el AVE allí hubo numerosos corrimientos de tierra, o como en Barcelona dónde tuvieron que bajarle la velocidad al tren por los problemas que causaba la vibración de éste al entrar en la ciudad, poniendo en peligro monumentos históricos como la Sagrada Familia y viviendas particulares. Por lo que ¿para qué construir la Y vasca?
    Algo que me ha llamado la atención de los artículos que hemos leído es lo que dice David Hoyos, y es que a su juicio se podría optar por que el ferrocarril pasase a ser de velocidad ordinaria con paradas intermedias. Y podría ser una opción, que aunque no guste a todos, podría ser el futuro. Ni siquiera hace falta construir nuevas vías ya que directamente se podrían mejorar las existentes y universalizarlas para que se junten con Francia.

  4. Se aprecia que no ha habido unanimidad entre los partidos políticos navarros a la hora de considerar, si va a compensar o no el coste económico que va a suponer la financiación del TAV.
    Considero que la mejora de las infraestructuras en medios ferroviarios más veloces, no solo va a reducir el tiempo de desplazamiento de los ciudadanos navarros, sino que si va unido al transporte de una gran parte de las mercancías que actualmente se vienen realizando por carretera, va a suponer aligerar éstas de una parte de los molestos camiones que dificultan la fluidez del tráfico.
    Además, es previsible que un gran número de ciudadanos opten por este medio de transporte, más rápido que los anteriores trenes, y por ello, al reducirse el desplazamiento de vehículos en carretera, favorecería una mejora del medio-ambiente.
    Algunos partidos, lo que cuestionan es que Navarra tenga que actuar como entidad financiera de la obra y que esté terminado en el plazo previsto, para que Adif lo devuelva convenientemente.
    En cuanto a la opinión de Confebask, estoy de acuerdo con la trascendencia de la Y vasca para el desarrollo económico de Euskadi y que efectivamente, no puede quedar en inferioridad de condiciones respecto a otras comunidades o estados.
    No cabe duda que en época de crisis económica, un gasto tan considerable como ese se mire con lupa, porque siempre puede haber otras prioridades que sean más necesarias. Y sobre todo, habría que valorar si es mayor el impacto medioambiental por el desplazamiento de estos trenes de alta velocidad o al contrario, mejoraría al reducirse el tráfico en carretera.

  5. Todas las regiones de cualquier país querrían tener trenes de alta velocidad que conecten sus grandes centros urbanos entre sí o con la capital del país, centro de negocios principal. Y ya si se conecta con alguna capital extranjera sería de envidiar, caso de lo que se quiere hacer en la Y vasca con París.

    Además supone una forma más barata de viajar que el avión, y más cara que el autobús, y en cuanto a tiempo, es más lento que el avión pero más rápido que el autobús.

    Pero por otro lado, creo que solo el 3% del transporte de mercancías se realiza por tren en el País Vasco por lo que el TAV no es solución al transporte de mercancías, lo que eliminaría millones de viajes.

    En cuanto a la forma de pago, el TAV se construiría con nuestros impuestos, por lo que el dinero que se gasta en ello se deja de gastar en otras cosas…

  6. Un proyecto de tal magnitud como es el de esta Línea de alta velocidad sabemos que traerá consecuencias tanto negativas como positivas.

    Dentro de las positivas, la construcción de esta Linea proporcionará empleos, un desarrollo social y económico competitivo, pero también traerá consigo gravísimos efectos ecológicos y sociales.

    En la siguiente página describen algunos de dichos impactos ( http://www.sindominio.net/ahtez/?q=es/node/45 ) y la verdad te hace pensar si todos esos efectos negativos valen la pena.

    Personalmente creo que no, y más aún sabiendo que no no prestará un servicio interno, sino que más bien servirá para unir las capitales de Francia y España, beneficiando así a una minoría de los habitantes de la comunidad, mientras que la infraestructura ferroviaria más básica se mantiene en pésimas condiciones.

  7. Es verdad que el TAV hará que las capitales de las diferentes comunidades autónomas estén conectadas de una forma más rápida entre sí, pero únicamente las capitales, dejando de lado a los demás pueblos. Por ello, no será muy útil para la mayoría de los ciudadanos.
    Además para que el proyecto fuese viable cada billete tendría que costar una cantidad bastante superior a la de los billetes de autobús y en nuestra opinión serían sólo unos pocos los que estarían dispuestos a pagar dicha cantidad para ahorrarse no demasiado tiempo.
    Por este motivo, podríamos decir que es un proyecto pagado con los impuestos de todos para que solamente unas pocas personas, con renta bastante alta lo utilicen.
    Por otra parte, la construcción de la Y vasca tiene unos efectos muy negativos en el medioambiente, ya que para su construcción se destruyen zonas con alto valor ecológico. Además, las personas que viven cerca de las vías de trenes de alta velocidad sufren constantemente el desagradable ruido que el paso de este tipo de trenes produce.

  8. El Tren de Alta Velocidad (TAV), es un tema que se viene debatiendo fuertemente en la sociedad vasca. La controversia y la polémica siempre le han acompañado, y aunque muchos ciudadanos se hayan postulado en contra el proyecto, lleva desarrollándose a un ritmo lento y costoso que por el momento no ha visto satisfecho sus objetivos. Y la verdad es, que los plazos estimados para la finalización de las obras no ve el final y las demoras son paulatinas en dicho proyecto dada la complejidad de la geografía vasca.
    La propuesta por parte de la Unión Europea para unificar los raíles en una sola medida estándar tiene como fecha el año 2032, de la cual es parte el TAV que se viene realizando veinte años antes de la fecha estipulada. La controversia surge porque en los tiempos que se inició la obra, los tiempos eran difíciles, en los que la crisis era palpable y el gasto público que se realizo ha sido el mayor de la historia de la comunidad autónoma. Cuestión muy criticada porque la cuantiosa suma de dinero podría haber sido destinada para otros fines y aplazar la obra para años de mayor prosperidad económica.
    Una de las razones por la que el TAV ha sido más criticada es por el daño medioambiental que causa. Tanto los ecosistemas como las tierras pertenecientes a agricultores y caseros autónomos se han visto afectados, porque muchos de los terrenos han quedado divididos y de difícil acceso; esto sin tener en cuenta las expropiaciones miserables que han sucedido, causado por la cuantía recibida a cambio del territorio que realmente no se asemejan al valor real del terreno.
    Finalmente, muchos economistas han pronosticado que el coste de un billete entre las capitales que unirá la Y vasca será de unos 25€. Los que causa que el transporte ferroviario, antes un sector universal y público, no lo sea nunca más y en vez de fomentar su uso y extenderlo a la amplia mayoría de la sociedad, solo la emplearán los más pudientes. Mientras que el precio medio del billete ferroviario es de 25€, un autobús entre Donostia y Bilbao te cuesta 6 euros con unos céntimos.

  9. Las últimas noticias erán que Adif había adjudicado el proyecto de construcción de la base de montaje y almacenamiento del material para la instalación de vía de la “Y vasca”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

WP-SpamFree by Pole Position Marketing