El problema de España es el gasto público, desproporcionado para su economía

A pesar de no ser un artículo reciente, ya que se trata de una noticia publicada en el Mundiario a principios de noviembre, me pareció muy interesante cuando la leí y he decidido incluirla en el blog.

http://mundiario.opennemas.com/articulo/economia/gobierno-tira-cohetes/20131031175346011891.html

Un saludo

Paola Salcedo, Gade 2ko ikaslea. Oñati

 

3 pensamientos en “El problema de España es el gasto público, desproporcionado para su economía

  1. Como bien comenta el artículo, “no hay peor ciego que el que no quiere ver”.
    Es imposible que el gobierno de España no sepa la situación que atraviesa el país, o las medidas que tomaron otros países ante situaciones parecidas y que funcionaron.
    Me ha parecido muy interesante la metáfora de “separar la grasa de la carne”, ya que es obvio que esa grasa a la que se refiere son todos esos gastos desmesurados, en este caso públicos, que el gobierno se niega a aceptar y mucho menos recortar.
    Pero el artículo de MUNDIARIO aclara las consecuencias de su desfachatez y descaro, y deja claro que es la única solución para salir adelante sin que a los habitantes les cueste incluso sus viviendas y pertenencias y les aumenten a ellos, a los que no les queda nada, las deudas a las entidades bancarias que no hacen más que especular con su dinero y sus deudas.
    Lo peor de todo es que los que de verdad tienen y voz y tienen voto ya son conscientes del problema, porque las cifras no engañan y los resultados del equipo de gobierno han sido desastrosos. Al resto de población no quiero ni pensar lo que nos queda por hacer, porque parece ser que los que nos representan no quieren ver hacia dónde nos llevan sus palos de ciego.

  2. Mariano Rajoy antes de hacerse presidente ya sabía lo que se iba a encontrar en la economía Española. Prometió varias cosas aún sabiendo que era imposible llevarlas a cabo, como estos dos últimos años se ha ido demostrando. Juan Ramón Baliñas Bueno, autor del artículo, asegura que el problema de España es el gasto público. No podría estar más de acuerdo con él. Hemos visto muchos recortes como en sanidad o en educación e incluso en las pensiones de nuestros mayores. ¿Es esto justo sabiendo lo que cobran ellos mismos? Vemos sueldos desorbitados, coches de lujo, viajes innecesarios, tecnología punta… ¿tanta falta le hace a España tanto la Monarquía como el gobierno? Tenemos que recortar gastos, y como bien se expresa en el artículo, “hay que quitar grasa”, y esa “grasa” no la encontramos en ciudadanos de a pie, sino en todos estos que derrochan dinero público, sabiendo que muchos ciudadanos cobran mucho menos en todo un año que ellos en un mes, entonces, ¿es justo llamar grasa a la educación, a la sanidad o a las pensiones? Tendrían que empezar por arriba, y no por nosotros.

  3. La reducción del gasto público debe de ir acompañado de muchas otras medidas. No sólo el gasto público es el problema de la economía de España sino que muchas otras medidas políticas relacionadas con la actividad política y la inmunidad de ciertas clases son también en mayor proporción los causantes de la situación actual.

    El gasto público de las administraciones no tiene mucho control ya que en la situación actual se dio a conocer que la gente contratada como libre en las administraciones afines a los partidos políticos gobernantes había crecido. El problema es la falta de ética en todos los estamentos del gobierno.

    Lo importante como dice el artículo es invertir en la creación de nuevos modelos productivos, fomentar el crédito a las familias y empresas y políticas que favorezcan el crecimiento de la clase media. Políticas que no recaigan siempre en la clase media ya de por sí asfixiada como es el caso actual del caso de las subastas eléctricas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

WP-SpamFree by Pole Position Marketing