Sanidad en EEUU al estilo “vasco”

Uno de los puntos claves en la elección de Barak Obama en las elecciones presidenciales estadounidenses de 2008 fue la reforma de la seguridad social, además de poner fin a la guerra de Irak y varios etcéteras. Cuatro años después de aquella promesa electoral, parece que Obama comienza a mover ficha, y para ello el presidente norteamericano contará en su equipo con Rafael Bengoa, actual Consejero de Sanidad y Consumo del Gobierno en funciones de Patxi López. 

Hoy en día, aún siendo el país más puntero del mundo en muchos ámbitos y uno de los más poblados del mundo, EEUU carece de Seguridad Social. Por ello, Barak Obama, sabiendo que le queda un largo camino por recorrer en este campo, ha tomado como referencia el Sistema Sanitario Vasco, “Osakidetza”. Por lo tanto a esto se debe la contratación de Bengoa como asesor externo de un grupo de trabajo del Departamento de Sanidad de EEUU. 

En una época de crisis económica mundial como la que estamos pasando y teniendo en cuenta la obsesión por el ego y el capitalismo de la sociedad norteamericana ¿creéis que por mucho que lo intenten y mucho dinero que invierta EEUU, llegarán al nivel del sistema vasco? ¿O la misma sociedad no aceptará comprometerse con sus compatriotas para tener un Sistema de SS justo e igualado?”

Eskerrikasko, 

Akier Legarreta, GADE-2, Oñati.

10 pensamientos en “Sanidad en EEUU al estilo “vasco”

  1. En mi opinión la sociedad norteamericana es muy diferente a la sociedad vasca y por esta razón el sistema de la seguridad social vasco no es aplicable a la sociedad norteamericana. La ley que impera en Estados Unidos es la del dinero, es una sociedad basada en el más puro capitalismo en la que los más pobres no tienen acceso a la sanidad por la falta de dinero para pagársela y en el que los más ricos se permiten toda clase de lujos incluida la sanidad, que así es considerada allí. En este aspecto en Euskadi tenemos que aprender a valorar más el acceso gratuito a la sanidad. Volviendo a la sociedad americana, ésta esta estructurada dependiendo de la riqueza que posee cada persona y los más ricos están acostumbrados a alardear de sus grandes fortunas con coches de lujo y grandes mansiones sin importarles la situación de otros ciudadanos del país. Por esta razón no creo que muchos estuvieran dispuestos a que hacienda les retuviera más dinero para que todos los ciudadanos pudiesen tener una sanidad gratuita. El sistema sanitario vasco es un gran ejemplo de igualdad para todos los países a pesar de que ahora peligre por los duros recortes que esta realizando el gobierno en lo que más afecta al ciudadano de a pie, el estado del bienestar.

  2. En comparación con el nivel de sanidad de los estados unidos, en el País Vasco se puede apreciar un nivel superior de calidad en lo que respecta al ámbito sanitario. También es de apreciar la observación por parte de la primera potencia económica en la sanidad de la sociedad vasca, ya que, la diferencia entre estos dos países es abismal. Por otra parte, también es de observar, la escasa valoración que se le hace a Rafael Bengoa (actual Consejero de Sanidad y Consumo del Gobierno Vasco) desde el propio país, y el aprecio que le tienen desde la perspectiva de otros países como EEUU. No obstante, es esto lo que nos demuestra la gran diferencia entre los dos países y la obligación de establecer un tipo distinto de política sanitaria en cada uno de ellos.
    En conclusión, deberíamos apreciar más lo que tenemos en vez de compararlo con lo ajeno, pero a su vez, intentar mejorar tomando ejemplos de otros países o culturas, innovar no solo a nuestra cuenta, sino aprendiendo también de los errores o aciertos de otros.

  3. Me gustaría empezar mencionando, que estoy bastante de acuerdo con los dos comentarios realizados anteriormente.
    Voy a comenzar hablando sobre Rafael Bengoa. Tal y como comenta Akier, Barack Obama se ha fijado en el actual consejero de Sanidad en funciones del Gobierno Vasco, el cual llevará las riendas del sistema sanitario estadounidense. Esta claro, que el sistema sanitario siempre ha sido un punto flaco de una de las potencias del mundo y para ello han decidido escoger el modelo que sigue la sanidad vasca de la mano de Bengoa, es decir, mejora de la seguridad del paciente, continuidad en los cuidados y atención al enfermo crónico. Respondiendo también al comentario que realiza el compañero Dani, de porqué no se valora más a Rafael Bengoa en el marco nacional, es simplemente un tema de política, lamentablemente y tristemente, esto es lo que conduce hoy en día el país y estos son los que tienen en sus manos las decisiones importantes. Me explico, Rafael Bengoa, forma parte del equipo de gobierno de Patxi Lopez, es decir del PSE. Con la entrada a mediados de diciembre del equipo de gobierno de Iñigo Urkullu, él dejará de formar parte en la sanidad Vasca (es por ello que ha decidido tomar parte del equipo de gobierno de Barack Obama) para que otro en su lugar haga su trabajo. Probablemente, Rafael Bengoa ha sido uno de los mejores consejeros de sanidad que haya dado el país, pero para bien o para mal, hoy en día reina la política basura.
    Respondiendo a las preguntas que nos realiza Akier, en mi opinión una potencia como Estados Unidos puede llegar y superar claramente el sistema Vasco, otra cosa es que lleguen a lograrlo. Lo que está claro, es que el actual presidente quiere dar un cambio radical, ya que la reforma acerca por primera vez la incorporación a los servicios de salud de unos 30 millones de ciudadanos, algo es algo al menos.
    Por otro lado, me parece muy correcta la reflexión que realiza Akier en su segunda pregunta. Todos somos conocedores del ego que tienen todos los Estadounidenses y creo y comparto que a la mayoría de ellos no les va haría mucha gracia estar en igualdad de privilegios con el resto de los ciudadanos.
    Por último, acabo mencionando que es todo un acierto el fichaje en mi opinión el que realiza Barack Obama, lejos de si se mejorará o no (que yo creo que mejor de lo que está o estaba seguramente que si), ya que no solo ficha a un señor de conocimientos amplios en la materia, si no un experto con experiencia en el país Norteamericano, ya que formó parte también de la administración de Bill Clinton hará unos 20 años, es decir no es un experto en la materia pero novato en este país dado que ya conoce bastante la situación que vive Norteamérica por su pasado.
    Me parece una buena reflexión, zorionak por la noticia.

  4. Independientemente de la crisis actual, hay que tener presente que en anterioren épocas de bonanza. Los Estados Unidos no ha visto la necesidad de dotarse de un sistema de seguridad social que ampare a las clases más debiles.
    El país cuenta con un sistema sanitario potente para aquellos que lo puedan pagarlo y buena parte de sus hospitales son punteros en el tratamiento de diversas enfermedades, por ejemplo, el cáncer.
    El presidente Obama como consecuencia de su programa electoral es previsible que avance algo en la mejora de la seguridad social y contrate asesores externos para fijar el nivel y las metas que quiera alcanzar.
    En cualquier caso, si en Europa ese camino ha costado no menos de 50 años, hay que pensar que en Estados Unidos, que apenas han iniciado el camino, los niveles que puedan alcanzar en un mandato de 4 años seguirán siendo mínimos.

  5. En mi opinión, e independientemente de la situación económica de hoy en día, no creo que el sistema norteamericano pueda llegar a tener la sanidad que nosotros tenemos aquí. Lo que quiero decir es que el sistema norteamericano se basa basicamente en el dinero y no mira más allá de sus habitantes. Por otra parte me enorgullece saber que los norteamericanos se hayan fijado en nuestra sanidad puesto que son los primeros que dicen que son los mejores en todo. Yo creo que tienen mucho trabajo por delante si de verdad quieren ofrecen a los ciudadanos esa Seguridad Social que nosotros poseemos en el País Vasco.

  6. En nuestra opinión los americanos son muy diferentes a nosotros. Esto se refleja también en el sistema de sanidad. Los americanos se guían más por el dinero que por lo que sienten los demás o por la situación que están atravesando sus ciudadanos. Y es que, solo pueden permitir recurrir a la sanidad, aquellas personas que dispongan de dinero, dejando de lado a las personas que no se lo pueden permitir.
    Por todo ello, nosotros pensamos que no lograrán implantar nuestro sistema allí, ya que, están acostumbrados a ello. Y no solo será por ellos, sino que muchos de los que se lo pueden permitir se quejarán, porque otros que según ellos no están a “su nivel” podrán permitirse igual que ellos una sanidad gratuita. Además de eso, necesitarían mucho tiempo para poder llegar al nivel que está nuestra sanidad, y creemos que no lo lograrían al completo. No porque no puedan, sino que porque muchos no querrán que eso ocurra. Finalmente, tenemos que decir, que a nosotros nos parece bien el que se hayan dado cuenta de que algo fallaba y quieran cambiarlo, aunque eso suponga tener que enfrentarse a muchas dificultades.

  7. Sinceramente no consideramos que en un corto plazo Estados Unidos logre cambiar su sistema sanitario. En nuestra opinión por 2 razones: un sistema económico completamente diferente al Europeo y por otro la oposición de parte de la propia población intrínsecamente ligada a la forma de vida norteamericana la cual muestra una amplia diferencia entre las clases altas y las humildes. Las primeras tienen acceso a los mejores servicios en todo, universidad, sanidad, ocio etc y las más bajas están ligadas a una pobreza encubierta. Algo que consideramos paradójico en la que se hace llamar la primera potencia mundial. Un ejemplo claro de esta desigualdad respecto a la atención sanitaria está perfectamente reflejada en la película de Michael More, “Sicko”.

  8. Es evidente que EEUU supera en muchos aspectos al resto del mundo, por ejemplo, económicamente. Aun así, en otros cuantos ámbitos todavía tiene mucho por mejorar. Uno de estos es, el que se refleja perfectamente en esta noticia, el aspecto de la sanidad.
    Bajo mi punto de vista, EEUU nunca llegará a ofrecer el mismo servicio del que podemos disfrutar hoy en día en Euskadi. Cada cual tiene sus culturas, su forma de pensar y su estilo de actuar. Por ello, es imprescindible que cada reforma que se quiera aplicar en cada uno de estos sitios se establezca según la cultura de esta.
    Hoy en día, en Euskadi, disfrutamos de un buen servicio de sanidad, ya que “Osakidetza” aparte de tener una buena calidad, permite que todos podamos acudir en igualdad de condiciones a los centros sanitarios. Esto es así gracias a que los ciudadanos somos más flexibles, más generosos y no pensamos tanto en nosotros mismos.
    La cultura de EEUU, sin embargo, es todo lo contrario, ya que la sanidad y el derecho a asistir a un centro sanitario depende de la riqueza que uno tenga. Allí, los ricos disfrutan de un buen sistema sanitario ya que pueden permitirse pagárselo. Mientras los demás, y probablemente sean los que necesiten más atención sanitaria, están sin una moneda para poder disfrutar de este derecho. Aun así, personalmente no veo capaces a los ricos de cambiar su estado de comodidad, por la mejora del prójimo. Esto sucede porque la cultura de allí es más cerrada y cada uno piensa en sí mismo. Esta es la razón más importante para que EEUU y su presidente Barack Obama no logren su meta.

  9. El sistema de la seguridad social en el País Vasco(Osakidetza), como en el Estado Español, se basa en que todos los trabajadores están obligados a cotizar una parte mínima de su salario(4’7%) para ,a cambio, obtener atención sanitaria. Los empresarios también deben aportar una cuota por cada uno de sus empleados. Además, existe el derecho universal a la sanidad, lo que significa que aún no siendo trabajador se tiene derecho a la asistencia sanitaria, que se financia tanbién vía impuestos.
    Estados Unidos carece de seguridad social, por lo que los ciudadanos de EEUU están obligados a acudir a médicos privados y pagar seguros privados por los servicios sanitarios requeridos. Con lo cual, no todo el mundo puede gozar de estos recursos sanitarios; solo aquellos que pueden permitirselo.
    Una de las propuestas de Barak Obama en las elecciones presidenciales fué la reforma de la seguridad social ya que, de este modo, todo el mundo podría disfrutar de una adecuada atención sanitaría y lo más importante, al alcance de todos.
    En mi opinión, Estados Unidos podría llegar a obtener el nivel del sistema vasco, en lo que a la sanidad se refiere, invirtiendo el dinero y esfuerzo necesarios. Aunque, por otra parte, no creo que la sociedad estadounidense esté preparada para comprometerse y colaborar en esta reforma para obtener un Sistema de Seguridad Social justo e igualado, ya que los ciudadanos que hasta ahora han podido permitirse una buena atención sanitaria privada rechazan el tener que cotizar además una suma de sus salarios para que otros puedan gozar de estos recursos.

  10. En primer lugar, yo creo que es un orgullo que un país como EEUU se haya fijado en el sistema del país vasco. En nuestra opinion, la mentalidad de los ciudadanos, es lo que impulsa a la realización de este sistema. Estados unidos es muy diferente al Pais vasco. Aquí los ciudadanos destinan una parte de su salario para así poder disfrutar de una sanidad, cosa que en EEUU no es asi. En un estado tan capitalista como es EEUU, no creo que los ciudadanos con dinero vayan a destinar una parte de sus sueldos para que otros puedan disfrutar de ello. Creo que los cambios que quiere hacer Obama con el tiempo pueden conseguirse, pero no solo basta con tener planteado digamos el sistema, sino lo que hace falta es cambiar la mentalidad de las personas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

WP-SpamFree by Pole Position Marketing